lunes, 8 de enero de 2007

El último estertor

Ya. Se acabaron. Los anuncios de colonias, las prisas, los n-mil compromisos... Espero que también virus y percances, de momento para que lo primero remite.

De momento la semana ha empezado aventurera, el trayecto casa-curro, hecho en el 309 de 20 años de mi padre, tiene su aquel. Ni acelera, ni frena, calefacción y radio rotos, consumo de 79 galones el metro... Trabajando donde trabajo, con ese coche y con mi aspecto tirando a cutrillo, parezco el piloto de una cunda (dícese de vehículo pilotado por heroinómano que lleva a otros a cambio de que le paguen el chute).


El fin semana se solventó con una tiradita en viernes tarde de unos 22 kms con sensaciones majas, de menos a más. Sábado y domingo fueron días para estar integramente con los enanos, con un paréntesis para ir al fúrgol invitao por un amiguete y confirmar mis sospechas: Torres es muy malo y en el Calderón hace un frío de cojones.

Hoy, vuelta al trote madrugador, 15 kms relativamente bien, con genuflexión (kk) incluída.


3 comentarios:

Spanjaard dijo...

Pues como te decía Esteban en el otro post, bici para todo. Anda, que 2007 va a ser el menos frío. Seguro que vas tan frejquito y tal cool con tu burra al trabajo. Y, el maletín, en loff diebteff.

Macario dijo...

Je, je; no estaría mal. Me aseguraba más de 500 kms semanales.

Lo de "cool", no siendo por la acción de toallitas húmedas, ya lo dudo más ;-)))

Bulderban dijo...

Lo del cunda no lo había oido nunca...ale, a seguir aprendiendo hoy también....