martes, 17 de abril de 2007

Cuando tu objetivo deja de importar

Pues eso. Ya no me importa acabar o no acabar. Si se puede iré, si se puede saldré, y si se puede acabaré. Pero de "la sal", la motivación y las ganas iniciales, poco queda. Ahora mismo pienso mucho en el cambio de aires, en pasar en la costa esos 6 días que tengo apalabrados de alquiler, y poco en el propio Ironcat.

Ya ni me acordaba de este blog, hoy he vuelto a mirarlo; éste y los otros que gusto de frecuentar. Tengo necesidad de volver a la rutina, de que todo siga.

Intento actualizarlo, aunque estas tres últimas semanas lo que he hecho no ha sido por entrenar, si no por despejarme, pensar, sentir esa soledad y ese cansancio físico posterior que tan bien viene cuando todo lo demás no funciona.

Semana del 26 de marzo al 1 de abril

L-Llevo a mi padre a urgencias.
X-2500 nadando. Ingresan a mi padre en la UCI.
J-14 kms corriendo
V-15 kms corriendo, 2000 nadando
S-150 kms en bici, Galapagar, Peralejo, Valdemorillo, Navalagamella, Chapinería, Quijorna, Valdemorillo, El Escorial, Cruz Caídos, Villalba, Manzanares, Galapagar. A 27 km/h
D-13 kms corriendo

Semana del 2 al 8 de abril

M-24 kms corriendo
X-56 kms en bici, subiendo Navacerrada hasta 4 kms de la cima. Poco después muere mi padre.

Semana del 9 al 15 de abril

Días de permiso laboral que aprovecho para rodar y rodar, acabando todos los días bajo un torrente de agua. Ritmos lentos, los días previos de pasan factura y las fuerzas no van, salir es un mero ejercicio de oxigenación. El fin de semana pago excesos y mojaduras: toses, fiebre y dolores desde el talón a la colleja.

L-136 kms en bici
M-30 kms corriendo
X-33 kms en bici intentando inútilmante ir rápido y 3800 metros nadando
J-135 kms en bici

En lo poco que queda, poco haré. Quedan pendientes viajes, ceremonias y apoyos que requieren implicación exhaustiva por mi parte.

La vida sigue, pero qué putamente jodida es a veces.

3 comentarios:

Javier-womper dijo...

Un abrazo, Marcos, a tí y a los tuyos.

Sergio dijo...

Haz lo que el cuerpo te pida amigo... un abrazo

Macario dijo...

Gracias compis