viernes, 2 de noviembre de 2007

Recebando v35.6

Deportivamente estos días no han dado demasiado de sí.

Dos salidas a correr con buenas sensaciones, basadas sobre todo en que este año en Madrid y cercanías estamos siendo premiados con otoño idílico, en lo climatológico.

Pero uno no aprende, en la página primera -primer párrafo- de la "guía del trotón globero" lo pone bien claro: después de un descanso hay que empezar muy poco a poco. Pues no, uno sale una mañana de domingo soleada, con una luz y unos olores embriagadores, se pone cachondo y se calza 18 kms de vellón. Y al día siguiente, otra parecida. Y al día siguiente del siguiente... pinchazo en el exterior de la rodilla. Supongo que nada grave, duele un huevo pero es sólo al hacer algún giro, de esos que rellano de escalera.

Total, unos días de parada. Y de recebo, que estoy ya en máximos.

Tenía la intención para este otoño-invierno el intentar volver a correr "rápido", pero me está costando encontrar motivación y creo además que mi cuerpo está ya hecho a aguantar lo que le echen pero siempre que sea "a fuego lento".

Mañana será otro día.

3 comentarios:

Dani_ironman dijo...

A recebar te gano seguro...

Bulderban dijo...

¡¡¡ VIVA EL DIESEL TDI !!!

Macario dijo...

Ummm... no sé Dani, yo ahora mismo estoy lanzado

Esteban, dejémoslo en diesel atmosférico de vehículo industrial, el soplado del turbo no entra, je je.