miércoles, 2 de enero de 2008

100-26-55-60-80-65-44

Todo, lo bueno y lo malo, se acaba. Pero lo bueno más rápido. Unas breves vacaciones que aunque nunca dan el mismo juego que en verano, han servido para cargar pilas. Dormir bastante, tragar demasiado y algo de pedaleo. Salvo el efecto secundario de las sucesivas ingestas desmedidas, que la báscula se encarga de señalarte, han sido unos días muy buenos en todos los aspectos. Nada que ver con las navidades pasadas, que fueron bastante más complicadillas.

Centrando al tema deportivo, nadar nada, correr menos y bici bastante. Para estas épocas, considero que hacer unos 430 kms en 9 días está bastante bien. Hechos con frío, más de 2 kilos de ropa encima y, eso sí, con un solete y ausencia de aire muy agradables.

Especificando las salidas globeras, pues casi vale con el el título. Son los kilómetros, no la combinación de la primitiva.

100- Cadavedo-Tapia-Luarca. Muy bien, a una media maja. Llegando cascao.
26- Luarca-Trevías i/v. Un pinchazo, la hora que se hizo y mi conocimiento de la Ley de Murphy hizo que diera media vuelta. Como el año pasado. Un nueva tradición: en el día de nochebuena, pincho.
55- Cadavedo-Novellana-Luarca. Continuo sube-baja por la antigua carretera de la costa, ahora sin apenas tránsito. Un recorrido castigador, pero que de puro bonito se hace corto.
60- Cadavedo-Luarca-Belén-Luarca. Belén es una braña situada a 17 kms de Luarca. Y como tal, para llegar a ella hay que subir y subir. Subida que es en general tendida, pero con sus descansos y sus repechos más duros. El paisaje, en una mañana de invierno en la que se ven descongelar los prados según avanza el sol, espectacular. Las bajadas, muy peligrosas. Con curvas en umbría totalmente cubiertas de hielo, bajando casi parado.
80- Ya en casa, un Galapagar-Soto-Madrid. Tras dos días descanso y con recorrido descendente, buenas piernas y buena media, superior a los 32 km/h.
65- Nochevieja. Por la sierra (Valdemorillo, Escorial, Guadarrama, Collado-Mediano). Castigadito del día anterior.
45- Año nuevo. También por casa. Y más castigadito aún. Por la bici, por el corderaco y por los digestivos metidos pa'l cuerpo tras las uvas. De esto que sales para soltar la torrija y porque sabes que en los próximos días no va a ser posible.

¿La rodilla? Pues ahora mismo, muy bien. Seguiremos con los isométricos, que ya tengo claro que me van a acompañar mucho tiempo, y en enero haré alguna visita nocturna a un gimnasio que hay donde vivo. Siento tentaciones de salir ya a correr, pero esperaré a febrero y empezando con salidas de 0,5 kms a 8'/km. Bici, toda la que las circunstancias permitan. Nadar, pasado Reyes. Esta semana es bastante mala, la doy por perdida.

4 comentarios:

Ramón Doval dijo...

Bonitas salidas en bici. Me alegro por tus Navidades y tu rodilla. Seguro que llegas a tiempo para algo grande.
¡Feliz año!

Sergio dijo...

Tiene que molar bicicletear por esa zona... eso sí, si tu dices que las bajadas son peligrosas, imáginate para mi :-)))

Jvaier womper dijo...

¿430kms en 9 días? qué bestia....

Talin dijo...

Menuda manera de comenzar el año en bici!!! Venga, venga, que ya sabes donde nos vamos a ver.