martes, 22 de enero de 2008

Salir sólo, salir en grupeta

Yo salgo casi siempre sólo. Es bastante más aburrido, los kms se hacen más largos, sientes más la fatiga... pero pienso que por otro lado entrenas el coco, el esfuerzo es siempre tuyo y aprendes a llevar un ritmo más uniforme. Y es más relajado, por decirlo de alguna manera.

A veces, pocas, salgo con gente. Esto quiere decir, directamente, que salgo con pequeño grupo de gente que anda mucho más que yo. Y es radicalmente diferente: es más divertido, los kms vuelan y la fatiga no es lineal, se torna "ciclotímica": hay momentos en los que vas sin resuello, intentando que no tengan que esperarte mucho, y otros en los que juntas kms sin esfuerzo alguno. Como uno subiendo es un paquete, intenta al menos en los llanos poner la rueda, que no digan que uno es un chupón, je je.

Luego, comparando recorridos, distancias, pulsaciones... no hay tanta diferencia, salvo en los picos de pulsaciones máximas. Pero el entrenamiento sí - creo yo - es diferente. Estableciendo símiles con la carrera a pie, mis salidas en solitario equivaldrían a "carrera continua" y las salidas acompañado, a las "series". Por no decir competiciones.

¿Qué es mejor? Creo (modesta e indocumentada opinión de anarco-globero) que la combinación de ambos.

Alternaremos, pues, mientras se pueda.

6 comentarios:

Bulderban dijo...

Recurriendo al saber popular, ya dijo el tonto del pueblo (del mio en este caso): ¡¡¡ Hay polvos que saben a gloria pero con algunas pajas, se me saltan las lagrimas !!!
Pozezo !!

Sergio dijo...

Yo prefiero salir solo o con compañía de mucha confianza. Será porque soy introvertido o por que es lo que he hecho en el 98% de los kilómetros. Eso sí, es un arma de doble filo... llega un momento en que dejas de encontrarle la gracia a eso de correr en solitario, de noche y con la única compañía el ruido de tus zapatos.

Cientounero dijo...

Yo salgo solo porque me gusta ir según mis sensaciones. Si voy bien pues a mantener el ritmo. Si ya voy apurado pues lo bajo un poco. Si tengo hambre de carrera pues salgo disparado. Si estoy disfrutando del día y el paisaje pues al trote trotón.

Si, si vas con gente te acostumbras a romper tu ritmo pero no me integro tanto en el paisaje.

En los 101 kms de Ronda somos varios conocidos los que empezamos pero luego cada uno va a su ritmo. Hay quien prefiere correr más al principio, hay quien va ritmo constante toda la carrera. Por tramos me engancho con corredores, charlas un rato y o bien dejas que en un avituallamiento se vayan o lo deje, cada uno tiene su programación hecha.

Ramón Doval dijo...

Me has convencido y he escrito una crónica de la salidita de ayer. Ya puedo decir que soy globero (aún me faltaba un poco).

magopepo dijo...

Yo casi siempre solo. Más que nada por manifiesta incapacidad de ir a los ritmos que vais los demás. En todo caso, ya me he acostumbrado, me gusta ir a mi aire, pensando en mis cosas.

Ilusionados saludos

spanjaard dijo...

La soledad es una mierda. Voluntaria, al menos, lleva acarreada la cosa de programarla y acomodarla a gusto. Pero salir solo porque toca o no hay otra termina dejándote mosca. ¿Por qué casi todos pueden salir con alguien y yo aquí con mi circunstancia y mis farolas y mis calles del polígono a solas?

Siempre, acompañado. Siempre que se puede, claro.