martes, 26 de febrero de 2008

Fauna piscinera.

En todos los sitios a los que vas, hay de todo. Pasa cuando sales con la bici, cuando corres (sobre todo si es en pista) y cuando vas a la piscina. En ésta, habitan las locomotoras, que van como torpedos; los conejitos-duracell, que a ritmo pot-pot-pot va haciendo metros y metros; la gente mayor que va a nadar porque le viene bastante bien; y algunos pipiolos que aún no acabo de entender a qué van.

Todo el mundo tiene derecho, todo el mundo paga, bla bla bla. Pero algunos de los del último grupo son bastante coñazo. Básicamente, van a bañarse, no a nadar. ¿Lícito? Seguramente. ¿Molesto? Pues sí, aunque también puede ser que me esté haciendo viejo, cojo y cascarrabias. Zambullida, un largo a toda hostia para pararse a 2 metros de la orilla, y tertulia con los amiguetes. Luego, vuelta de espaldas por todo el medio. Es una de las razones por las que cuando voy a nadar de noche, intento que coincida con el fútbol; toda la recua desaparece para poder ver las evoluciones de sus héroes al grito de "¡¡¡Raúl selección!!!"

Ayer, ya un poco hasta los cojones, recurrí al recurso utilizado cuando entrenaba en pista y los chavales se ponían a calentar en la calle 1, con las botas de tacos y en sentido contrario: Seguir recto p'alante. Vamos, que ayer entrené la natación del IM.

5 comentarios:

Ishtar dijo...

Hubo una vez, en la pisci de Daoiz y Velarde, que se metieron una parejita a darse achuchones, a perseguirse buceando, a hacerse aguadillitas cariñosas y demás mimitos acuáticos en toda la calle de nado rápido. Ni un largo les via hacer, solo jugaban. El socorrista tuvo la deferencia de sacarles de allí y mandarles a la pisci chiquitita, pero esa actitud no es fácil de ver.

En mi caso a veces funciona lo de patalear a saco cuando les adelantas y hacerles tragar un poquito de agua. Pero no siempre funciona :-(. Falta de educación, supongo...

Besicos!

Ramón Doval dijo...

Eso os pasa por vivir en Madrid. Yo estoy siempre solo en la piscina, la pista o el gimnasio. Ni un alma. Por eso me he vuelto insociable. En los hoteles sí hago como Ishtar, ya que dos niños, y un nadador, no caben en una piscina de 50 x 20 m. Siempre te caen encima.

Dani_ironmandream dijo...

Si no puedes dar caña con la carrera, al menos puedes dar hostias en el agua y desfogarte...

TriKer dijo...

Este tema es muy delicado, y es el motivo de que intente eludir las piscinas publicas... la gente es MUY insolidaria, los que nadamos porque tendemos a tener punto de vista de nadadores "mas o menos experimentados" y los que nadan menos porque se creen con derecho a usar TODOS LOS RECURSOS DISPONIBLES A SU ALCANCE sin pensar en los demas.

Creo que el problema es mucho de nuestra sociedad, y de la mentalidad general, y siempre me acuerdo de la calle de la reina en aranjuez, un camino de tierra paralelo a la carretera de 3kms, perfecto para rodar, pero en el que si van 3 mujeres andando, ocupan TOOODO el camino, y aunque vean gente venir de frente trotando NO dejan paso. Igual con los hombres, pero a estos se ve que en Aranjuez les va mas el rollo bar :P

spanjaard dijo...

Estrategia misil. Coger velocidad y arremeter a brazadas. Oh, si.