martes, 1 de abril de 2008

Celebrando.

Ese invierno no se habló de cambio climático. Recuerdo muchas y copiosas nevadas, algunas de ellas hacían complicado salir de casa.


Afortunadamente, a este gorrioncillo le dió por salir un soleado domingo. Y fortuna duplicada, porque entre precedentes propios y familiares, el que hubiera sido un día de diario en hora punta habría complicado las cosas. Vamos, que a mi media naranja "se le caen", como a mi suegra. Tengo un cuñado nacido en una ascensor, no digo más.

Tres años han pasado. A un embarazo previo frustrado en el quinto mes - el día antes del triatlón de Guadalajara 2003 al estaba inscrito - siguió otro complicado. Secuelas, muchos meses de baja, una operación, privaciones varias... sacrificios que sólo puede hacer una madre. Pero todas las dificultades anteriores han sido compensadas con creces.
La celebración pasada, la de los dos años, estuvo tintada de tristeza. Fue el último día que vímos a mi padre/suegro/abuelo con vida. No lo sabíamos, aun sabiendo que no había esperanza alguna.

Este año sí, pienso celebrar los tres años de 1 de mis 3 generadores de babas.


6 comentarios:

Ishtar dijo...

¡Felicidades a la peque y que lo paséis bien celebrándolo!

Sergio dijo...

Esas babillas :)

Felicidades a los 4!

Talin dijo...

A celebrarlo y por todo lo alto.

Bulderban dijo...

Ando yo pensando ya en el 2º retoño y apareces tu con esto...joío padrazo !!

magopepo dijo...

Felicidades. Un abrazo.

spanjaard dijo...

Chico, luego escribes sobre que si el entrenamiento y la falta de tiempo para las tareas familiares que se chupa inmisericordemente la parienta. ¡¡¡Presentate al triatlón sin entrenar, coño, y disfruta de la familia!!!!!