martes, 8 de julio de 2008

Adiós a la bici por una temporada.

Pues sí. Pasando frío y mojaduras en invierno, ahora que llega el mejor momento del año para dar pedales, no puedo. ¿La culpable? ...una hemorroide sanguinolenta que me ha tenido bien jodido durante días. Descartados males mayores y hecha la ñapa de reventarme a pelo el trombo que me estaba dando guerra, la operación es recomendable. Será para otoño, un postoperatorio estival de este tipo, como que no. Mientras, nada de bici. Y por esta vez, le haré caso al cirujano, no me dio la sensación de ser de los que prohíben por prohibir.

Buscaremos otras cositas para hacer, aunque ahora mismo, entre curro, cursos y eventos varios, no serán más que algún que otro trote en momentos robados. Ya pensaremos en algo que empuje a mover el culo, que uno tiende a perrear si no hay zanahoria.

Tanto escojonarme con los zarajos del compañero Bulderban
, al final voy a poner yo antes el pincho pa'l vermú.

Este blog seguirá vivo, aunque durante las próximas semanas, entre desplazamientos laborales y vacacionales, tendrá poca actividad. Hibernará en verano, valga la coña.

Saludos.

2 comentarios:

Dani_ironmandream dijo...

A ese culito que no le falte de nada... Que tiene que estar listo para Lanzarote 2009

spanjaard dijo...

Cuida esas partes pudendas. Mira que intentar cirujía cromañón con una hemorroide...

Si es para un trote lechón, aquí me tienes. Saludos.