sábado, 12 de septiembre de 2009

Esa cancioncilla...

La bici en un ironman puede hacerse larga, más en un recorrido como el del Ironcat. Uno, que intenta ir lo más relajado posible, a falta de radio se abona al canturreo.

El pasado mayo, ésta fue la melodía que me acompañó durante gran parte de los 180 kms. Joder, es que cuando más la oigo más me gusta, este concierto de Dublín es de los pocos en los que lamento no haber estado. Por definirlo con un término técnico: "cojonudo".

4 comentarios:

manuelbinoy dijo...

Más que cojonudo, impresionante, de aquellas canciones que te ponen la piel de gallina y la emoción a flor de piel, es EL.

vsblanco dijo...

Pues yo por definirlo en pocas palabras, ¡mola!

Macario dijo...

Manuel, bienvenido. Pues sí, impresiona; aparte de tener talento, BS sabe rodearse de otros a los que también le sobra.

Vicen. Si dices "mola mazo" te regalo lo último de Camilo Sesto
:-))))

Ramón Doval dijo...

¡Menudo fiestón! Imagino que así sólo sería el de Dublín. Además, muy adecuado para las 5:48 de la bici (yo la habría puesto dos veces).