domingo, 21 de febrero de 2010

La belleza de lo simple

He tenido una semana dura. En unos 10 días he visto como dejaban este mundo dos personas de mi edad de mi entorno, y alguna muy muy querida. La vida es muy jodida con algunos que no se lo merecen, y que han luchado lo indecible por aferrarse a ella. Luego nos quejamos de un atasco, de una rotura de fibras o de lo que opina un suegro.

Me cuesta llorar. Me decía mi cuñado que en la meta del pasado Ironcat fui el más "seta" de los que llegaron cuando lo hice yo. Me cuesta, pero a veces una simple melodía ayuda.

Esta, en la soledad de un coche circulando por la m-40 antes de las 7 de la mañana, lo hace.


11 comentarios:

manuel binoy dijo...

Siempre se ha dicho que el destino de cada uno es muy cruel a veces con quien menos se lo merece; ya sé que no sirve de consuelo, pero las cosas, incluída la muerte, nunca suceden porque sí, tiene que haber un motivo, una razón para que sucedan: el día que lo sepamos, si es que llegamos a saberlo, tal vez no sintamos dolor ni ganas de llorar ante la pérdida de alguien a quien hemos querido; ánimo y piensa que donde estén casi seguro estarán mejor que aquí; y no es una manera de hablar.

Dani dijo...

Lo siento tío.

Sergio dijo...

Muchas veces cuesta, y mucho, encontrarle el sentido a ésto. Nos aferramos al día a día, a actividades superfluas pero los mazazos de la vida te ponen en el sitio en un segundo.

Pero sí de algo sirven es para darte cuenta de lo que realmente importa y de lo valisosos que son los besos de tu mujer y de tu hijos y los abrazos de los amigos.


Hablamos.

javier-womper dijo...

Lo siento, yo tampoco ando para echar cohetes ultimamente.


un abrazo

el chulo dijo...

lidiar con la pena y con esos sentimientos no es tarea facil, chulo.
muchos animos.

Ishtar dijo...

Vaya, lo siento :-(.

Mucno ánimo y mucha fuerza!

Besicos.

Macario dijo...

Gracias.

Marga dijo...

A mi también se me ha impuesto la muerte en mi entorno en los últimos dias. Muy duro. Los siento.
Saludos

spanjaard dijo...

Buscamos constantemente una escapatoria, es un mecanismo de defensa contra la depresión. A veces la biología nos salva con su crueldad.
Te acompaño en el sentimiento, Macca. Un abrazo.

vsblanco dijo...

Ánimo, tron.

magopepo dijo...

Un abrazo, Maca.