miércoles, 22 de noviembre de 2006

Nadando

Martes

Debut en piscina. 100 largos, en dos tandas de de 60 y 40, para hacer 2500 metros. Es el primer día, la mayor pretensión es encontrar sensaciones más o menos decentes y pillar confianza. Aunque pongo el crono, mejor no digo que marcaba me da la risa; sospecho si que hago un tri no voy a encontrar muchas bicis al salir del agua.
Por la tarde, "ratillo" con el pediatra, a ver si a mi enanilla la dan algo mágico para quitar esa tos de fumadora de mecánicos. Confirmada la laringitis, nada que no sepamos: humedad, mascarillas y jarabes. El médico aprueba la maniobra que hicimos el otro día, la de sacarla a la calle bien entrada la noche, a ver si respirando aire puro la cosa se suavizaba un poco. Hay que ver, lo que jode ver a tu hija cuando no puede conciliar el sueño, estando tan cansada.

Miércoles.

Ante la previsión de tener un día complicado, salgo a correr unos 10 kms a ritmo R0 antes de ir al curro con las sensaciones típicas de hacerlo en ayunas y sin desperezamiento, malas. Pero ya tengo algo hecho.

3 comentarios:

Sergio dijo...

2500 metros?! jodo

Macario dijo...

Y todos cuesta arriba (o eso parecía)

Javier-Womper dijo...

Joder!, 2.500 metros, yo nado todo el año (2 días a la semana) y no he llegado a tanto. Céntrate en nadar descansado más que en ir rápido que los tiempos ya irán saliendo, ya verás además como hay bicis cuando salgas.

Las toses de los niños es universal, debe ser la época, en mi casa son toses de fumador de Habanos.

Animo con la natación.