viernes, 12 de enero de 2007

Estrenando

Esta semana me he regalado tres cosas:

Poca vida "de club" podré hacer, pero si uno va a hacer algo "triatlonero", que menos que meterse en un club donde hay gente conocida y bien maja.

El acople fue sido estrenado ayer. Con buenas sensaciones, por cierto. Se llanea que es un gustazo y la espalda parece sufrir menos. Ya veremos en recorridos más largos. Por contra, echo de menos - en las subidas - el agarrar el manillar de arriba. Habrá que acostumbrarse.


Lo del bañador es más que nada porque lo de hacer largos con bermudas con motivos tropicales quedaba muy poco "pro". La verdad es que molestaba un pelín para nadar. Sobre todo el bolsillo del culo, que era como los paracaidas esos que les ponen a los aviones para frenarlos. Jodó, que simil... es mi velocidad supersónica, que se delata. Bautizado también ayer mismo.


Hoy he cancelado los 15 kms matinales porque me noto un tanto cascao, no quiero hastiarme a falta de tantas semanas.


Para el fin de semana espera algo de trote y, con suerte, una tiradilla larga en bici.

La semana que viene me quedo sin el "haiga", la bici será la olvidada :-(

Sed buenos. Saludetes.

2 comentarios:

Fran dijo...

La verdad es que con acople, una vez que te acostumbras, puedes descansar la espalda un poco más, pero en cambio en las subidas a mi que me gusta subir sentado todo lo que puedo y agarrado del centro del manillar.... pues está jodido.

Animos compañero.

javier dijo...

¿Bermudas?, joder. El bañador "turbo-paquet" te va a venir cojonudo para nadar y para que te metan billetes las señoras que nadan en la calle de al lado.

Animo, que además este fin de semana va a hacer un tiempo de lujo (espero)