miércoles, 28 de febrero de 2007

A day in the life

Para mí, con permiso de "Í'm the walrus" la mejor de los Beatles. Como George Martin, el productor de toda su trayectoria musical, me sigo emocionando cada vez que oigo los acordes iniciales.

Aparte de en formato CD, la tengo en grabada una cinta que debe llevar 5 ó 6 años sin salir del coche, sufriendo soles y hielos. Suena, mal - el "arradio" además es el de que venían con los Seat años ha- pero a veces lo prefiero a los noticiarios y programas cachondos matinales. Al menos, los primeros kilómetros de la ruta al tajo, esos en los que todavía no hay follón, son relajados. Vamos, como ponerse al Losantos.

Tras esta entradilla, un día laboral del que escribe:
6.00: despertador
6.01: cagamentos (verbales)
6.30: salir de casa
7.15: llegada al curro
13.30: mediodía. Momento de esparcimiento, me da el aire.
15.30/16.00: vuelta al curro
18.30: salida del curro
19.30: llegada a casa. Zafarrancho "A" (infantil)20.30: acostar a los niños.
20.35: dar agua a la niña
20.40: dar el chupete a la niña, que lo ha tirado al suelo. En paralelo, zafarroncho "B" (cena, lavadoras...)
20.45: dar el chupete a la niña, que lo ha tirado al suelo...
20.50: dar el chupete a la niña, que lo ha tirado al suelo...
20.55: dar agua a la niña...
20.58: reflexión sobre como te puede tomar todavía el pelo un bultillo de 12 kilos 21.00: seguimos con el zafarrancho "B"
21.12: beso y saludo a la mujer, que se nos había pasado con el trajín :-)
21.25: cambiar pañal, la enana tiene sus horarios para las aguas mayores
21.30: cenar
22.00: sofá. Momento tocobolo.
23.00: piltra.

Eso en un día casi perfecto.

Si en el curro hay picos, que los hay... pues se jode el mediodía, llego con los peques dormidos, me encabrono y decido hacer quesos en una casa de piedra en valle asturiano o cántabro.

En el superperfecto, los enanos caen ambos como leños, no toca zafarrancho "B", me escapo a la pisci o a trotar, llego a casa y me encuentro un entrecot al cabrales acompañado de un Marqués de Murrieta, proseguido por una noche oriental y previa llamada de mi jefe para decirme que, cual futbolista, no estoy convocado, que no hace falta que vaya a currar pero que voy a a seguir cobrando :-)))))

Ummm... lo de hacer quesos sí que habría que madurarlo.


2 comentarios:

javier-womper dijo...

Avisa cuando te mudes a la cabaña que yo pido trabajo en Murrieta, y ya quedaremos para cambiar "cromos"

Valle dijo...

Macario, yo también sueño de vez en cuando dejar de trabajar para pagarme la hipoteca y seguir el trajín de de vida que nos hemos impuesto. Hace años que me "realicé" pofezionalmente (tras la megacarrera sangrante de bolsillos paternos) - Nuestra idea-flotador-para-días-cabrones: irnos a lanzarote, una casitita humilde, un barco para pasear turistas y sardinas en la playa con los amigos....