lunes, 22 de diciembre de 2008

Al final... hubo "reseteo"

Bastante quemado de temas laborales, y tras más de 10 días sin hacer absolutamente nada... empezamos de nuevo. De menos que cero.

Vacaciones cortas y raras, eso de irme sin familia se me hace extraño; me voy con una cierta sensación de culpabilidad. Cuatro relajados días por la Sierra de Guara, pateando sendas y tirando piedras a pozas en las que tuve series tentaciones de darme un bañejo invernal, como cuando uno era más joven. Bastante nieve a la que se subía un poco, muchísima en lo que ya son Pirineos. Descansando el perol. Bocata de jamón con cerveza en algún risco, "arreglando el mundo" entre mi cuñado (y buen amigo) y yo. La grata sensación de estar ocioso cuando los demás curran, de esto de mirar el reloj y decir: "uy, me pierdo la reunión de seguimiento de xsjdrkeojvsuputamadre".

Ducha, cañitas, picoteo, alguna Saphere y "sobás" de casi 10 horas, recuperando sueño. Sin prisas, sin agobios de horarios. Pues eso, lo que yo entiendo por una ruptura del jodido frenesí diario. Con el doble rasero que hace que por un lado se te haga todo muy corto y por otro estás deseando volver a cosa a abrazar a todos los que le dan sentido al día a día.

¿Entrenar? Nada. Bueno, se patea el monte, que también cansa. Y este último fin de semana unos 80 kms de bici con las ¿engañosas? sensaciones que da un cuerpo descansado y un solecillo reconfortante. Y con el ánimo de haber recibido ya el "permiso" médico para volver a trotar. Muy poco a poco y a ritmos continuos y suaves. Mira que me jode cambiarme para salir a trotar 20', pero es lo que toca ahora mismo.
Poco queda para acabar el año. Fechas navideñas que deseo capear de la forma más aséptica posible, que poco me gustan. Días trufados de impedimentos para poder hacer deporte, y más cuando este año no hay escaqueo vacacional a Asturias, del que sacaba siempre 3 ó 4 salidas de bici de las de recordar luego cuando vas esquivando "fregonetas de jichos" entre Coslada y Mejorada.

Y en enero, como no, buenos propósitos. En febrero decidiremos si este año ironmaneamos o no. Si lo tónica es la actual, será que no.

Todo será que de repente me encuentre con mucho tiempo libre, como a la docenita de compañeros que semanalmente despachan del chiringuito que me dá de comer.

8 comentarios:

davidiego dijo...

que el próximo año te traiga aquello por lo que luchas.

Ramón Doval dijo...

Envidia, y los mejores deseos para siempre.

Javier-Womper dijo...

Buena terapia has hecho, sobre todo lo del sueño. Ahora a disfrutar de la familia y a empezar con el deporte sin prisas ¿seremos capaces? ja,ja,

Feliz navidad

Bulderban dijo...

jodeer, a Guara iba yo a escalar hace siglos. ¿No te acercaste a Riglos? pués de penitencia...me corres la SanSilvestre en tanga y al acabar dos cervezas con limón...sesiente !

Ishtar dijo...

Dí que eso que has hecho a veces es el mejor de los entrenos :-).

Feliz reseteo y felices fiestas, ya con los tuyos cerquita :-)

Besicos!

Dani dijo...

¿"Jicho"? Pensaba que era "jincho", con "N" de "notejode"...

vsblanco dijo...

Feliz año nuevo y déjate de culpabilidades :-)

edecast dijo...

Pues a ver si tienes tiempo libre, pero que no sea del tipo de la docena de compañeros semanales que comentas. Suerte para el 2009. Y que te cures de tus soleos y males