lunes, 13 de julio de 2009

Qué coñazo de Tour

Recuerdo mis veranos de chavalín, me bajaba al coche de mi padre para escuchar RNE, con Pedro Gónzalez, a ver que había pasado en el Tour. Tiempos de Hinault, Zoetemelk, Van Impe, Winnen, De Wolf, Anderson, Willems, Kuiper.

Lo escuchaba con fascinación, entonces dominaban franceses, belgas y holandeses. Los españoles no se comían un colín. Me entusiasmé el año que aparecieron Alberto Fernández y Marino Lejarreta, en el Teka, haciendo puestos en las etapas pirenáicas. Y el "no va más" de la aparición de Ángel Arroyo y Pedro Delgado, a raíz de lo que se empezaron a retransmitir las etapas en TVE. Joder, cuando la cronoescalada del Puy de Dome del 83 no daba crédito. Con Angel María de Pablos como comentarista-poeta. Joder, lo malo que era y las risas que me echaba con amiguetes imitándo su estilo engolado y cursi: "Valladolid, ojos de mujer, reflejados a la vera del Pisuerga"...

Recuerdo mis primeras vacaciones independiente, semanas de mochila por Pirineos, Asturias, Cantabria, con los amigos de toda la vida que son amigos ahora. Era ritual ver la etapa del Tour. No sin dificultades, por andar a veces por ahí perdidos o porque si estabas en un cámping era labor ardua conseguir verlo. Ingenuo era a veces pedirle inocentemente al camarero de turno que "nos-pusiera-por-favor-el-tur". Meneaba la cabeza hacia un grupo de 50 sillas ocupadas por 50 marujas con la vista fija en la telenovela de turno ("Cristal") y me decía con expresión prudente: "¿tú se lo quitarías?". Ahí, esperando poder ver la crono del Miguelón y escuchando mientras diálogos venezolanos ..."yo-te-sigo-queriendo-Graziela-Estafanía-yo-también-Ricardo-Antonio".

Joder, no sé si es pura nostalgia, que no había pinganillos, que los recorridos no los ideaba un subnormal o que llevaban más gasolina que ahora, pero... ¡coño!, el Tour era divertido. Una etapa de montaña era voluptuosamente bonita. Y si era de esas tipo Induráin+Chiapucci, poniendo patas arriba el poder establecido, orgásmica.

Lo mismito que ahora. Vaya puta mierda de Pirineos.

=========

En cuanto a mi acontecer deportivo, poco por no decir nada. El viernes tarde recogí mi remozada Wilier - dejo posturas caprinas por unos meses - y la estrené horas después, rompiendo la cadena nueva en la última rampa del Puerto de Navacerrada. Las sensaciones hasta ahí, las normales tras un parón de semanas y un recebo de kilos. He aplicado la táctica del avestruz: no se usa la báscula, no se usa cuentakilómetros.

14 comentarios:

Dani dijo...

1) Con esos nombres que citas (y que me suenan) doy fe de que eres más viejo que el tabaco

2) Antes iban hasta las orejas de "macarrones" y "colacao" y ahora no les dejan

3) Los equipos no se acojonaban cuando había un gallito (léase Armstrong, Contador...) y nos les quedaban más cojones que echarles eso (cojones) y atacar subiendo, bajando y hasta en las cronos

4) La etapa de ayer, con el Toumalet en medio, fue pensada por el amigo tonto de Pocoyó

5) Cuando uno mira con nostalgia el pasado es que algo está mal en su vida :D

6) He empezado a desplazar mis lorzas en el espacio. Dentro de nada lo mismo hasta te veo por ahí, en medio de una carretera

7) Abrazos

davidiego dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Macario dijo...

1) Me voy al Sintrón, luego te contesto como te mereces, pipiolo :-))
2) Encuentra las 7 diferencias..
3) Cierto, ahora son todos muy cagones. El que va 7º se dedica a defenderlo antes de ir p'alante
4) El amigo tonto de Pocoyó lo habría hecho mejor, mira que es difícil montar un truño de etapa en una zona tan montañosa
5) El Tour. Bueno, y yo, que estoy ya descascarillao, atjó atjó
6) Yo he empezado a desplazarlas "hacia fuera"
7) Pero sin mariconadas, eh?


David, no calles nunca, y menos por lo que ponga "er Dani" :-))

Pablo Cabeza dijo...

Pues yo debe ser más viejo que todos vosotros, jeje, porque de crio recuerdo ver el Tour en casa, en blanco y negro por supuesto y subir los puertos de los Pirineos a los Galdos y Fuente con el maillot del Kas.

Luego cógía una bici de esas que ahora llaman los cursis singlespeed y me iba a triturar los caminos de la zona.

Saludos

Dani dijo...

Pablo, tú no eres viejo, eres casi eterno...

Macario dijo...

Pablo, antes de salir con tu singlespeed, tras ver a Berrendero, Trueba y a Bernardo Ruiz harías bikefitting, ¿no?

Dani, pelota

antonio francisco dijo...

Joder, casi lloro. Ayer mismo estaba viendo un video con la etapa de la vuelta del 83, donde Hinault, al que sólo pueden seguir Lejarreta y Belda dinamita la etapa de Serranillos y le coloca 20 minutos de diferencia a Gorospe en la meta. ¡Eso era ciclismo, coño!
En fín, soñemos con que Sastre y Pelizotti hacen una barbaridad igual en los Alpes y se cepillan el Tour. Ah! no, que es el año 2009. Perdón.

davidiego dijo...

después de lo que ha dicho Dani, callo y otorgo.

Macario dijo...

Antonio, bienvenido. Menuda etapa, el cabrón del Hinault no dejaba hacer ni un relevo. Ahora hay que olvidarse de algo parecido. Recuerdo esa como la mejor Vuelta, con un Lejarreta espectacular en Panticosa y en los Lagos, un Zor con un equipazo (Alberto Fernández, Pino jovencito), un Gorospe prometedor. Ese año estuvo cojonudo el Giro y el Tour.

David, prohibido callar!!

Ramón Doval dijo...

Con Luis Ocaña y Fuente ya televisaban algo -aunque no se veía ná-. La era Indurain (mi humilde felicitación, que hoy es su cumple), la viví fuera de España, y se convirtió en "mis momentos nacionalistas". Es decir, que tanto en México -por las mañanas-, como en Europa del este, juntaba a todos los compañeros junto a la tele y les obligaba a ver la etapa. Miguelón nunca defraudaba, jeje. Este año se va a resolver en el Ventoux, el último día (mariquitas tós).

Talin dijo...

Creo que todo todito, en la tercera semana, porque sino de verdad coñazo coñazo.

Zubi dijo...

Si un día os portáis bien, cosa que dudo y mucho: Os enseñaré una foto mía con una gorra del Karpi.

Va a ser que la fecha del DNI es la correcta, snif, snif.

Dani dijo...

Joder, es verdad, qué coñazo de Tour

Dani dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.