viernes, 3 de julio de 2009

"Reseteo" estival (v.2009)

Eso de que "las bicicletas son para el verano"... es falso, en mi caso. Según comienzan las vacaciones escolares, conseguir minutos para cualquier actividad resulta complicado. Mi media naranja está hasta arriba de curro (yo sin nada, paradojas) y ahora lo que le toca al menda es "pastoreo". Unimos a ello que los fines de semana son para salir y hacer cosas y lo que resulta es un verano poco o nada deportivo. Lúdico, pero en otros frentes.

Pensaba en ponerme algún tri pre-otoñal en el horizonte, por motivarme un poco. Pero creo que va a ser que no. Haré cositas pero sin un objetivo concreto. Lúdicamente. En vacaciones me llevaré la bici y, si se puede, se hará alguna que otra galopada de las que a mí me gustan, de esas de salir con la fresca y hacer ganas para el baño y las sidras. Algún trote por brañas, algunas brazadas en el mar, todo disfrutando de entorno. Porque entrenar en invierno en la zona Sureste de Madrid tiene de lúdico lo que le ponga uno mismo; lo que le rodea ayuda poco.

He de reconocer que, aunque echo de menos la liberación diaria de endorfinas, no me está viniendo mal parar. Me falta sueño, me falta motivación para salir a correr de madrugada, no tengo ganas de cocerme en la bici. Y estoy echando horas con los enanos, que, todo hay que decirlo, agotan más que una salida larga de bici. Joder, qué pilas llevan.

En agosto, pensaremos en cositas para el otoño. Me haría ilusión intentar volver a correr "rápido" (Zaragoza es en noviembre), pero miedo me da recaer en mis recidivantes roturas en los gemelos, ahora que los tengo apaciguados a mi "monorritmo" de 5'/km.

Veremos. De momento, este fin de semana mojaremos la barriga en alguna que otra poza pre-pirenaica, a hacer hambre para atacar a un cacho de ternasco.

3 comentarios:

Dani dijo...

A hibernar como los osos, aunque sea en verano

Dragon dijo...

Bueno macho, muchísima suerte en tu cita Ironmánica. Que la fuerza te acompañe.

vsblanco dijo...

Es cuestión de plantearse el descanso cuando no se puede entrenar y organizar la temporada en función de cuando sí podemos hacerlo.

Ahora a disfrutar de los chavales.