viernes, 30 de abril de 2010

Parte de aspectos positivos.

Parafraseando a Monty Python, "Mira siempre el lado bueno de la vida".

Entiendo que leer mi blog, los 4 que lo hacéis, debe llevar a conclusiones lastimosas. El "eterno quejío", me doy cuenta de que el 80% de lo que pongo - que cada vez me cuesta más poner nada - tiene un tinte pesimista. Y eso que no me pronuncio sobre temas de dominio público, porque hay el pesimismo se torna directamente mala baba.

Así que voy a hacer un ejercicio de positivismo, a ver si me sale y a ver si me lo creo:

- Ya no hace frío. Porque estaba hasta el ojete de llegar a casa tieso cual mojama y con la botija escarchada.

- Ya no llueve (tanto). Porque estaba también hasta el ojete. Alguna tromba caerá, pero espero que el cielo no eche el cierre muchso días seguidos.

- Lesiones. Este año, desde enero voy aguantando -toco madera- y la inversión en plantillas de momento va amortizándose.

- Peso. Tras rozar máximos históricos (84 kgs en enero) ya la cosa se va estabilizando enre los 79-80. A falta del último arreón que espero poder dar, veremos.

- Ritmos nadando. Da igual que no entrene, no empeoro mucho :-)

- Ritmos corriendo. No hago series, no hago tiradas muy largas. El objetivo es no romperme. Empiezo a hacer trotes a ritmos de 4'30" con cierta comodidad, dentro de la comodidad que se le puede ver a correr a las 7 de la mañana.

- Ritmos en bici. Quizá lo que peor llevo respecto a otros años, los milagros son en Lourdes y sin kms no hay mejoras. Aun así, voy progresando y soy capaz de hacer 150 kms en solitario a algo más de 29 km/h.

- Motivación. A pesar de que hay días que dan ganas de rendirse, que correr a las 7 cuesta, que salir en bici un domingo después de comer cuendo el cuerpo pide horizontalidad es duro... me veo con ganas de darme cera.

Esto es hoy, tras unos días de buenas sensaciones; hace 10 días, en pleno disfrute de astenia primaveral y con una flojera importante no encontraba nada bueno.

Pego pantallazo de la Excel donde apunto mis entrenos. Inventario del caos, podríamos llamarlo. Niños, no lo hagáis en casa.

4 comentarios:

davidiego dijo...

aquí uno que te lee.

como sigas así en breve me pillas en cuanto a peso (espero que me pilles tú a mi que no al revés).

29km/h no es rápido ni lento, ya quisiera yo esos ritmos en muchas tiradas..

manuel binoy dijo...

Otro de los cuatro que también te lee; sigue con ese optimismo y no lo dejes de lado, ver el vaso medio lleno ayuda; un abrazo.

Dani dijo...

Ya somos 3 los que te leemos, ¿dónde está el 4º?

Macario dijo...

Soy yo :-)

no hay nada como hacer una oda al optimismo para que la semana se raye de mala manera.

Más se perdió en Cuba, dixit.